blog shmadrid   blog shmadrid english
Relajarse en Madrid

Broncéate de forma saludable

Escrito por Olivia Gracia

Estar moreno es una de las grandes metas que buscan miles de personas en verano. El bronceado nos favorece, hace que tengamos mejor aspecto, incluso crea un efecto adelgazante muy socorrido para esos kilitos de más. Pero a veces esta necesidad de sentirnos más bellos y atractivos hace que descuidemos la precaución en nuestra piel y pongamos en riesgo nuestra salud y aspecto físico. Porque el sol es saludable y un amigo de nuestra belleza, pero su abuso se convierte en un foco de enfermedad y envejecimiento prematuro. Cada verano se facilita a la población la información necesaria para cuidar la piel en el momento del año en el que el sol es más agresivo, que también es en el que más nos exponemos a él. Este artículo de ShMadrid pretende dar consejos acerca de la mejor manera de broncearte sin poner en peligro tu salud ¿te interesa?, pues sigue leyendo.

Artículo relacionado: Dónde van a veranear los madrileños 

Salud bajo el sol

Foto vía Pixabay

La piel es un órgano que tiene memoria, es decir, que los daños que se le infringen quedan grabados en sus células y pueden aparecer como lesiones malignas en el futuro, muchos años después. El melanoma, el cáncer de piel menos común pero que cada año aumenta su afectación en la población, es también el más peligroso para la salud y el que debe su aparición casi por completo a la exposición solar. Las quemaduras que se producen por una errónea fotoprotección pueden desencadenar en una lesión cancerígena, especialmente si se producen en la infancia. Por eso es tan importante proteger del sol a los niños cuando su piel es aún muy frágil. También prácticas como no aplicarse crema solar, tomar el sol en las horas centrales del día o exponerse a máquinas de rayos UVA sin un mantenimiento adecuado, pueden causar un melanoma.

Otro factor a destacar es el envejecimiento prematuro que produce en la piel el exceso de exposición solar y la falta de protección adecuada. Lo que en un inicio nos debería proporcionar belleza y lozanía se convierte en nuestro verdugo si abusamos de él. Antiguamente el bronceado era indicativo de clase trabajadora y rural y las pieles blancas similares a la porcelana estaban reservadas a las clases altas y eran sinónimo de estatus y belleza femenina. Posteriormente este concepto cambió y se produjo el efecto contrario, el bronceado era anhelado por las mujeres como factor favorecedor y evidenciaba un buen nivel adquisitivo relacionado con la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones, posiblemente en lugares paradisiacos en los que poder broncearse sin ninguna otra preocupación.

Artículo relacionado: Centros de depilación baratos en Madrid 

Consejos para un buen bronceado

Foto vía Pixabay

Para poder llegar a tener un bronceado bello y seguro lo primero que debemos hacer es ir adaptando gradualmente nuestra exposición solar y evitar jornadas prolongadas bajo el sol. La protección solar alta es indispensable cada vez que salimos a la calle y debe renovarse después de sudar y bañarnos, sin excepción. Aunque ya estemos bronceados debemos ponernos protección solar media-alta siempre. No debemos exponernos al sol en las horas centrales del día, es preferible hacerlo a primeras horas de la mañana hasta las 10 horas y a partir de las 17 horas. Para potenciar el bronceado y la belleza de la piel puedes comer alimentos que contengan carotenos, vitaminas y propiedades antioxidantes tales como la zanahoria, el brócoli, las espinacas, los tomates, los albaricoques, los melones, las naranjas o los arándanos y frambuesas. Es importante también mantenerte hidratado y beber sobre los 2 litros de agua al día. Recuerda que si el bronceado es paulatino y estás bien protegido, este se prolongará más en el tiempo.

¿Te bronceas de forma saludable? ¿Qué otros consejos puedes darnos?

Broncéate de forma saludable
5 (100%) 1 vote

Sobre el autor

Olivia Gracia

Soy editora y redactora de este blog, especialista en SEO, marketing online y analítica web. Conóceme en soyoptimista.com y tallerdecontenidos.com

Deja un comentario