blog shmadrid   blog shmadrid english
Alojarse en Madrid

Requisitos para alquilar un piso en Madrid

Escrito por Olivia Gracia

Vivir en Madrid es una de las ilusiones de cualquiera que desee estar en una de las grandes capitales europeas. Muchas personas están interesadas en trasladarse a la capital, desde estudiantes que buscan iniciar sus estudios en las prestigiosas universidades madrileñas, jóvenes atraidos por las magníficas oportunidades laborales que aporta la capital española o parejas que buscan iniciar su vida en común en alguna zona residencial del extraradio de Madrid. Hoy, en este artículo de ShMadrid os hablamos de los requisitos para alquilar un piso en la capital.

Artículo relacionado: Las zonas de Madrid con los alquileres más altos

Qué necesitas para alquilar un piso en Madrid

Imagen de un salón con suelo de parquet

Foto vía Pixabay

Para alquilar un piso en la capital necesitarás una serie de cosas que, por ley, son imprescindibles. Siempre recomendamos que todo se realice de forma legal, sobretodo para evitar problemas posteriores que pueden convertir la experiencia en un suplicio.

1. Qué necesitas saber si eres el propietario

El propietario debe conocer a la perfección cuáles son sus derechos y obligaciones como arrendador, como por ejemplo:

  • El arrendador, si transcurrido un año de contrato, necesita la vivienda para sí mismo, familiares o cónyuge en los términos regulados por la Ley, lo puede comunicar al arrendatario con dos meses de antelación y el contrato no se prorrogará.
  • El arrendador no puede solicitar una fianza mayor de dos mensualidades, un tope que no existía en la Ley precedente.
  • El propietario puede quedarse parte de la fianza si, finalizado el contrato, hay gastos de suministro pendientes o daños en el inmueble que ocasionen gastos. No se entiende como desperfectos, los deterioros referidos al uso normal de la vivienda.
  • Si el alquilado hubiera realizado obras sin permiso del arrendador, este tiene derecho a exigirle que deje la vivienda en su estado inicial sin indemnización alguna.
  • Es posible rescindir el contrato y desahuciar al inquilino si no paga en plazo la mensualidad. Para ello es necesario requerir judicialmente el pago al arrendatario y no obtener contestación en los siguientes diez días hábiles, o bien que este conteste aceptando la resolución. En este caso es lícito hacer uso de la fianza para cubrir las cargas que hayan quedado pendientes de pago.
Imagen de un salón con un sillón

Foto vía Pixabay

2. Es importante hacer un contrato legal

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) regula el alquiler de inmuebles y es indispensable que todo contrato de arrendamiento respete esta ley a la hora de redactarlo. El contrato debe ser sencillo, claro, conciso y con todas las cláusulas necesarias para que tanto el propietario como el inquilino sepan a qué atenerse en caso de incumplimiento de alguna de ellas.

De esta manera, estará seguro de cumplir con la normativa legal vigente y tendrá el respaldo suficiente para solucionar cualquier problema que pudiera surgir durante el contrato.

Artículo relacionado: Mudarse a otro piso de alquiler

3. Para alquilar un piso es imprescindible que la casa tenga cédula de habitabilidad

Es un requisito imprescindible disponer de cédula de habitabilidad en una vivienda para poder alquilarla. Se trata de un documento expedido por arquitectos que certifica que la vivienda cumple todas las condiciones técnicas de habitabilidad necesarias para que cualquier persona pueda vivir en ella. Es el propietario quien debe solicitarla y debe estar en vigor antes de firmar el contrato.

4. Es obligatorio también disponer de un certificado de eficiencia energética

La ley exige la obligatoriedad de que cualquier vivienda que se ponga en alquiler disponga de este certificado energético que debe incluir información objetiva de las características energéticas del inmueble.

La etiqueta energética concedida calcula el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de una vivienda en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. La escala de calificación energética va de la letra A (el más eficiente) a la G (el menos eficiente).

¿Nos das algún consejo para alquilar un piso?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Sobre el autor

Olivia Gracia

Soy editora y redactora de este blog, especialista en SEO, marketing online y analítica web. Conóceme en soyoptimista.com y tallerdecontenidos.com

Deja un comentario